Una semana en Nueva York - Día 3 - Lunes 02/04/2012

Ya estamos en el tercer día.
Se me olvidó contaros que al volver del crucero, yo me fuí a la ducha, y no sé que hizo mi compañera de viaje, que le dió un tirón en la cintura, o en la espalda (por esa zona, no nos vamos a poner tontas con el punto exacto)  y se pasó el resto de la semana con lumbago (pobre...), me recordaba al muñeco de Buzz Lightyear de mi sobrino Alejandro, que aunque lleva muchas cosas, no tiene movilidad en la cintura, y hay que moverlo desde arriba como se pueda....pues eso hizo Mariló, obligar a su cuerpo a moverse para no perderse las maravillas de esta ciudad.

Como todos los días, nos levantamos, nos arreglamos, y nos fuimos a desayunar. Después de eso, hicimos un alto en nuestro camino turístico (justo antes de empezarlo), para ir a un Duane Reade a que Mariló se comprara unas pastillas para el dolor de espalda (una cosa es que su voluntad sea fuerte, y otra que sea más tonta de lo normal).


Una vez terminamos con eso, y conseguimos por fin abrir el bote donde estaban las pastillas, nos fuimos paseando hasta la GRAND CENTRAL STATION, donde habíamos quedado a las 8:30 de la mañana para hacer el tour de Contrastes de NY con un guía que hablaba español y que nos llevaba en transporte público. Me encanta ir en transporte públicos a zonas donde no van otros turistas porque ahí es donde puedes encontrar a los verdaderos ciudadanos de una ciudad (menos por el vagón en el que iba un "Homeless" o "Sin hogar" y en el que nadie más se subía, nosotros, tampoco).

Después bajar y subir varias veces las escaleras del balcón este, me doy cuenta que el sitio donde habíamos quedado era en el que estuvimos primero, en la zona donde estaban las cafeterías. Dejé a la enfermita allí sentada, y yo me fui a la búsqueda de un buen café (Mariló cuando lea esto pensará, el peor café del mundo está en NY). Fuí a un sitio que se llama Joe's, que nos había recomendado nuestro guía en un correo, para Mariló, un café expreso, para mí, un expreso machiatto (Mariló tiró el suyo, no le gustó nada, y dijo que era el último que intentaba beberse en el viaje).

Por fin llegó Andrew (nuestro guía) y las dos parejas que iban a hacer el tour con nosotras, y emprendimos nuestra mañana visitando las zonas más desconocidas de NY, o las más polémicas debido a todas las películas que hemos visto sobre el Bronx, Harlem, ...

Nuestro primer destino no fue otro que un barrio de Harlem llamado "El Barrio". Sólo por el nombre nos podemos hacer a la idea de la nacionalidad de los que viven allí, verdad?. Un pequeño dato de interés copiado de internet: Tiene una población de cerca de 120000 habitantes y es una de las mayores comunidades latinas de Nueva York.
Algunas de las cosas que más llamaban la atención, eran sus pintadas, y que las personas hablaban español y eran amables. Según nos contó Andrew, cuando hace buen tiempo, es normal que salgan a la calle, saquen unas sillas, y se dediquen a pasar allí el tiempo, en las puertas de sus bloques y en los jardines comunitarios.
Este mural de la mejicana Frida Kahlo y a la puertorriqueña Julia de Burgos está dentro de un jardín comunitario. Para que se vea cómo las distintas nacionalidades pueden coexistir (si quieren). A quien le interese, puede leer más información de este mural aquí.



Y como no, tenemos que hacerle foto a una pastelería, y más con ese nombre ya que para eso era Lunes Santo.









Después de esto, volvimos al metro para dirigirnos al Bronx, al estadio de los Yankees de Nueva York.

Este estadio es el nuevo, que tiene menos capacidad que el antiguo, que se encontraba justo frente a este y donde hoy día hay un parque muy bonito. Pero como estos americanos no son tontos, le pusieron más palcos privados que al otro, y esto es lo que les da más dinero. Dicen que los contratan para muchas cosas, incluso para fiestas. Y digo yo, ¿tan aburrido es un partido de beisbol que tienen que hacer una fiesta a la vez?. Yo si me dan a elegir y alguien quiere organizarme una fiesta, que me lleve mejor a un sitio con dulces y chocolates :-D

Esta foto es del parque donde estaba antes el estadio de los Yankees.

Después de esto, subimos por la calle hacia un edificio muy bonito que en otros tiempos fue un hotel de lujo, y ahora son bloques sociales (creo que ese era el nombre).
Andrew nos comentó que antes la gente vivía en estos barrios, pero que cuando las cosas empezaron a ir mal y los bancos no consideraban viables conceder prestamos para arreglar los edificios, eran los mismos inquilinos o los propietarios de los pisos los que los incendiaban para los alojaran en viviendas sociales unos y para cobrar el seguro los otros.
Frente al edificio anterior tenemos este, que son unos juzgados.

Como podéis ver, no todo el Bronx es como vemos en muchas películas americanas.







Después de esto nos fuimos a Long Island, a ver las vistas de NY y a tomarnos un café con tarta de chocolate en la cafetería Sweetleaf.
Aquí tenéis algunas fotos de esas maravillosas vistas:
















Después nos fuimos a Brooklyn, al BARRIO JUDÍO.
A qué van muy graciosos con esas ropas y esos tirabuzones????

Las mujeres también van vestidas de negro.

Nos comentaron que a los niños, desde pequeñitos, les rapan el pelo y empieza a crecerle el tirabuzón.

Si no entendí mal, a pesar de que viven prácticamente todos en la misma zona, y sus colegios también están ahí (estos niños no se mezclan con los demás), tienen sus propios autobuses escolares para que se sientan "igual" que los demás niños del país.

Este autobús privado pero con un acuerdo con el estado, va sólo por esa zona, y los hombres se sientan delante, y las mujeres atrás...qué viva la igualdad!!!!

Y habéis visto qué terrazas más prácticas? Sirven para que salgas a hablar por teléfono, a fumar, o mejor aún, en verano, sirven para meter a los niños y tener un ratito de paz y tranquilidad.








Una vez terminamos con el barrio judío, volvimos a coger el metro y nos fuimos a Brooklyn, donde terminaba nuestro tour.
Habéis visto qué jardín más bonito???? Estaba rodeado de esas casitas de piedras y habitadas por palomas cagonas...ajjj...qué asco...se hizo sus necesidades en mi chaqueta, y Sandra, una chica que iba en el Tour fue tan amable que me limpió la chaqueta, porque yo no era capaz ni de mirarla.

 Vista del puente de Brooklyn (bueno, del principio del puente) desde el lado de Brooklyn.

Un pequeño dato de interés, aunque allí todas las placas de las calles estaban en verde, si las veías en color marrón, era una indicación de que te encontrabas en un distrito histórico.

Mirad qué farolas más monas tenían en el distrito histórico de Brooklyn. Alumbrarían mucho por la noche?????

En esta zona todavía hay casas de madera, cosa que no se puede hacer en la isla de Manhattan ya que tienen miedo de los incendios.

La verdad, desde este mirador de Brooklyn había unas vistas preciosas. No me extraña que sea una ciudad con tantos turistas, es que, quién se puede resistir?

Hacía mucho que no ponía una foto mía (cosa que siempre he odiado, hacerme fotos, pero mi padre siempre me insistía en que si iba de excursión, tenía que salir en fotos, para recordar ese momento, ya que fotos del sitio sin nadie, simplemente como una postal, la podía conseguir fácilmente en cualquier parte).

Y otra fotito más con Mariló, para que comprobéis que seguía viva y era capaz hasta de levantar el pié.

Estos son Sandra y Andrés, una pareja de Barcelona a los que conocimos en este tour, eran la mar de simpáticos.

Nos pusimos a cruzar el puente de Brooklyn, y como podéis ver, Mariló me tuvo que llevar del cuello, que eso era mucho andar y encima tengo vértigo :-p

Es broma, crucé por propia voluntad y solo me asusté un poquito.






Una vez que conseguimos terminar de cruzar el puente, nos separamos de Sandra y Andrés y seguimos por nuestro camino, que nos llevó a la zona del Pier 17 (más información, aquí), aunque antes de eso nos metimos en una tienda que parecía un bazar y en el que al final no compramos nada porque había mucha cola para pagar, y ya luego nos fuimos a comer (al Burger King, pero es que estábamos que nos iba a dar algo malo, en serio, yo hasta temblaba ya).

Una vez terminamos nuestro paseo por el Pier 17, sugerí coger el metro para volver al hotel, pero mi compañera de viaje decidió que no se fiaba de que fuera a ser capaz de encontrar el camino y me hizo subir andando hasta el hotel, en el 700 de la 8 avenida. Estuvimos andando más de 2 horas!!!!, subimos andando por toda la avenida Broadway hasta Times Square. Íbamos tan cansadas, que en algunos puntos ya no sabíamos cuál era nuestra avenida, y en Union Square nos tocó preguntar a un policía por donde debíamos de seguir.
Faltan fotos de este camino, pero creo que Mariló hizo algunas, yo iba tan cansada que no tenía ni ganas de sacar la cámara de fotos, lo siento.
Después de mucho andar, y de mucho sufrimiento, empezamos a ver la luz, o las luces :-D














En cuanto vi este edificio, supe que tenía que sacar la cámara, seguía cansada, pero es que me dolía el cuello de cargarla, de modo que mejor, cogerla y hacer fotos, no?

Para quien no lo conozca, este es el edificio FLATIRON, y tiene forma de plancha. Y como sé que os gusta, aquí tenéis más información.


Ya que estaba, hice fotos a algunos edificios más.






















Una vez llegamos a Times Square, nos fuimos al hotel a dormir. No recuerdo ni siquiera si esa noche cené, es que estaba realmente cansada.

Os habéis dado cuenta de que aún no hemos comprado nada?

7 comentarios:

Anita dijo...
13 de abril de 2012, 20:07

Mientras mas leo mas quiero. Es alucinante. Y no veas como os ha cundido el tiempo. Entiendo que quieras volver.

Anita dijo...
13 de abril de 2012, 20:35

Que razon tiene tu padre sobre las fotos.
Si no llega a ser por las colas tan largas en el bazar, que te hubieras comprado ?

Esther dijo...
13 de abril de 2012, 20:40

En esta ocasión, yo nada, era Mariló la que tenía unas cuantas cosas en las manos, como un boli especial para el iPad.

TERPSI dijo...
13 de abril de 2012, 22:51

waiting the day four...

Anónimo dijo...
14 de abril de 2012, 0:24

Jo Estelita, q envidia más envidiosa me das!! :p. A la próxima me apunto, ya colocaremos al chicochico...

Pafuni dijo...
15 de abril de 2012, 0:55

Esther me tienes enganchá, ya espero el día 4.

Sandra Chacon dijo...
13 de mayo de 2012, 20:49

Del viaje a NY para mí fue la experiencia de viajar por primera vez a un país extranjero, sus contrastes, ver sus gentes, me impacto tanto el barrio judio y me encanto Central Park. Pero tanto Andrés como yo coincimos que lo mejor del viaje fue conocer a dos personas tan maravillosas como Mariló, y tú, Esther. Y sobretodo teniendo en cuenta que me dan pavor las palomas te limpie tanto a ti como Andrés sus regalitos...jiji